¡Visite Nuestras Tiendas! Utilice también nuestra Venta telefónica tlf 91 637 24 39 o envíanos un mensaje de WhatsApp 625 023 897

¡Visite Nuestras Tiendas! Tlf.: 91 637 24 39

¿Cómo saber cuándo es momento de reemplazar una moqueta?

reemplazar una moquetaSon parte de tu casa, reciben salpicaduras, restos de comida, polvo, mugre, barro y más. Lo que hace que tarde o temprano sea momento de reemplazar una moqueta, como expertos en el tema queremos ayudarte a que sepas cuándo es el momento. Probablemente como las ves todos los días no te des cuenta de que ya estás desgastada, estos son algunos signos que indican que hay que cambiarla.

¿Cada cuánto tiempo hay que cambiar la moqueta?

Depende del tipo de moqueta que hayas instalado, así como la razón por la que necesites reemplazarla.

Una casa promedio, con entre 2 y 4 habitantes, puede empezar a mostrar signos de desgaste entre los 3 y 5 años de uso. Pero el tiempo de vida puede cambiar si tienes niños, también si hay mascotas. Y esto no significa que debas cambiarlas en ese tiempo.

A pesar de lo anterior, un buen mantenimiento de la moqueta puede hacer una gran diferencia. Y quizás puede permitir que duren hasta 10 años, incluso hasta 15.

El tiempo de vida de una moqueta dependerá del tipo, de su amortiguación, de las fibras y de cuánto tráfico reciba.

Incluso en habitaciones con poco uso, y con una moqueta de calidad, puede empezar a mostrar signos de desgaste después de 10 años.

Para saber cuándo es momento de reemplazar una moqueta, está atento a los signos que te explicaremos a continuación.

Leer  Tendencias en moquetas para casas

via GIPHY

¿Cuándo llega el momento de reemplazar una moqueta?

Estos son algunos signos que indican que llegó el momento de comprar moquetas nuevas:

Ya no puedes esconder las manchas

En el día a día en tu casa, en reuniones con amigos, en cualquier momento puede derramarse algún líquido en la alfombra esto significa que se puede manchar y debes actuar a tiempo para lavarla.

Hay manchas que son muy difíciles de quitar, por ejemplo las de lejía, té, vino y mostaza son las más complicadas. Incluso le costará deshacerse de ellas a los profesionales. Y si intentas solucionarlo tú mismo podría ser peor.

Mientras que en otras, si actúas rápido y con los productos correctos, podrás limpiarlas y eliminarlas por completo, o si no minimizarlas. Estas son las de orina de mascota, heces, vómito, moho y hongos.

Pero puede llegar el momento en qué sea imposible deshacerse de alguna mancha.

Con el paso de los años esas manchas que no salen las terminan cubriendo con alfombras, sillas, moviendo el sofá, plantas. Pero si ya llega el punto en que es difícil disimular los daños, he llegado el momento de cambiarla.

Huelen mal, aunque la limpies

Una moqueta que huele mal es terrible para una casa. Especialmente si esto sucede aun cuando la has lavado recientemente.

Esto es más común en casas que tienen mascotas, cuando aunque te hayas deshecho de manchas por el orine de las mascotas, el olor sigue ahí. Esto significa que el mal olor penetró más allá de las fibras.

La fuente de mal olor en una moqueta no solo pueden ser las mascotas, también es posible que el problema de raíz esté relacionado con el agua o el moho. En este caso deberás reemplazar la moqueta, y primero debe revisar el origen del problema un especialista en hongos.

Leer  Moqueta ferial: ideal para eventos que requieren una estética exigente

Tiene daños visibles

Una moqueta con muchos años de uso, especialmente si hay niños en casa, eventualmente empieza a sentir el desgaste. Este pavimento se va desgastando con el paso del tiempo y habrá partes que se vean más delgadas, especialmente en las zonas donde hay más tráfico.

Si solo una pequeña área de la moqueta está dañada quizás puedes disimularla, pero si  todo el pavimento tiene problemas lo mejor es reemplazarla por completo.

Las moquetas de poliéster tienden a ser más propensas a verse aplastadas y es difícil restaurarlas a su condición original.

moqueta fuera de modaHa perdido su amortiguación

Una de las razones por las que preferimos las moquetas es porque son muy cómodas al pisarlas, se sienten muy bien debajo de los pies. La capa que amortigua debajo de la superficie de la alfombra es la que hace que eso sea posible, ayudando tanto en materia de comodidad como de acústica.

Una moqueta que no esté bien regular, o que se sienta que estás caminando sobre concreto, sin ningún tipo de amortiguación, es un indicador de que debe ser reemplazada.

Humedad o daño por agua

Este puede ser uno de los grandes problemas de las moquetas, los daños por el agua dejan manchas que son muy difíciles de quitar, así como ese olor característico a humedad.

Tienes que estar atento y ver si tu alfombra está sufriendo la formación de moho o si tiene algún olor a humedad. Este es otro de los grandes signos de que ha llegado el momento de cambiar la moqueta.

Si tu moqueta estuvo mojada por más de 72 horas, considera reemplazarlas.

Leer  ¿Cómo elegir moquetas para espacios comerciales?

Ya no se adapta a la decoración

Las moquetas pueden durar muchos años y puede que en ese tiempo terminen pasando de moda. Si tu moqueta se ve anticuada o está desteñida la habitación se verá mal, sin importar los muebles que tengas.

También es un problema si ves arrugas u ondas en la moqueta residencial, aunque podrías llamar a expertos en instalación a ver si es posible estirarla de nuevo.

Los espacios de tu casa deberán verse bien y acorde a tus gustos actuales, así como a las tendencias de decoración. Si no lo sientes así es momento de reemplazar la moqueta.

Tienes síntomas de alergia

Las moquetas modernas están diseñadas para evitar las alergias, una limpieza regular es clave para esto. Pero puede que con el tiempo se haga más difícil eliminar el polvo, los pelos de tu mascota y el polen, que estos se queden pegados de las fibras.

Si notas que tú o algún miembro de tu familia empieza a estornudar, tiene picazón en los ojos o tos, quizás sea momento de reemplazar tu moqueta.

Edad de la moqueta

Las moquetas no duran para siempre, aunque si les das un buen cuidado pueden estar en buen estado por mucho tiempo. En general, se estima que durarán diez años.

Después de ese tiempo empezarán a mostrar signos de desgaste. Perderán la textura, comodidad y no se verán tan bien.

Ya tienes una mejor idea de cómo saber cuándo es momento de reemplazar una moqueta, es importante que estés atento a los signos de desgaste y que le des el mantenimiento correcto.  Si necesitas una moqueta nueva contáctanos.

Sin comentarios

Comentarios

Tu dirección de email no será publicada.