A la hora de decorar nuestro hogar una de las principales preocupaciones es el presupuesto. En el caso de los muebles, hablamos de una las mayores inversiones que se suelen realizar junto a los suelos. Es por ello que los muebles con palets han ganado popularidad en los últimos años.

Se trata de una solución mucho más barata, pero a la vez práctica y funcional que es ideal para exteriores (jardines y terrazas) como zona de chill-out, o bien para darle un toque totalmente diferente a tu salón. Especialmente si eres un manitas y prefieres dejar de lado los sofás baratos (y hasta ligeramente incómodos) de las grandes firmas de decoración.

Ahora bien, qué muebles se pueden hacer con palets

  • Sofás
  • Mesas
  • Sillas
  • Armarios
  • Estanterías
  • Bases de cama
  • Jardines verticales
  • Botelleros
  • Zapateros

Realmente se puede hacer de todo, pues al fin y al cabo es madera. Ahora bien, el color y la forma final dependerá de tu maña, aunque siempre puedes vestirlo a tu gusto con fundas, mantelería, cristal y otros elementos.

Por supuesto, esta es la parte fácil. La difícil es hacer que la decoración encaje sin desentonar mucho con el resto de tu vivienda o en la misma estancia.

¿Cómo combinar los muebles con palets?

En primer lugar, hay que definir el estilo. Los palets son madera, por lo que un aire rústico siempre es una solución perfecta gracias a que encaja a la perfección en interiores. Ahora bien, el suelo debería ser tarima flotante (mejor suelo laminado que parquet), pues los suelos vinílicos generarían demasiado contraste.

Otra opción inesperada es el estilo industrial. Optar por añadir unas patas (o remaches) de acero oscuro a una mesa con palets en combinación con un color más desgastado de la madera lo convierten en una simbiosis ideal con los suelos de cemento pulido de este estilo y el resto de decoración urbana que tan popular se ha vuelto en los últimos años.

Como tercera alternativa, el estilo nórdico es otra elección para combinar este peculiar mobiliario con el que podrás acertar de lleno. Eso sí, es necesario trabajar algo más en el aspecto final del palet, pues la madera debe ser blanca (o muy clara en su defecto), y con líneas esbeltas.

Este hecho precisa trabajar la madera (y hasta comprar algunos pequeños listones más largos aparte) para componer el mobiliario de este peculiar estilo decorativo. A esto hay que añadir la creación de tapas para los huecos del palet de cara a brindar la homogeneidad que caracteriza a la propuesta nórdica

Finalmente, en exteriores, la tarima exterior o tarima composite son las soluciones ideales junto al césped artificial y las estructuras de madera para merenderos, por ejemplo. Y es que si hay un ámbito en el que lucen con toda su fuerza los muebles con palets, es este.