Suelos en Moqueta modulares
Suelos en Losetas modulares o registrables

Los Suelos de Oficina Registrables o técnicos nacen de la necesidad de adaptar las oficinas a las nuevas tecnologías.

El suelo registrable es un tipo de instalación que se utiliza fundamentalmente en oficinas ya que ofrece algunas ventajas frente a la colocación de otro tipo de suelos, como la comodidad, rapidez y economía.

Este tipo de suelos son la mejor opción en los proyectos de reforma que requieren el paso de instalaciones pro el suelo.

Hoy en día y desde el auge de internet y de los ordenadores, prácticamente en todas las oficinas es necesario disponer de electricidad, cables de internet e incluso de ventilación en cada puesto de trabajo. Además de sistemas de control de temperatura y de flujo de agua que precisan de tubos y tuberías.

Uno de los grandes retos de la arquitectura moderna es poder ocultar todos estos elementos que, por una parte, resultan necesarios en una oficina, pero que por otra distorsionan la estética de la misma.

El orden en una oficina no sólo da un toque de distinción y limpieza de cara a nuestros clientes y visitantes, sino que contribuye a mejorar el bienestar y la eficiencia de nuestros trabajadores.

Una de las mayores ventajas del suelo técnico es que permite canalizar los cables y que éstos queden ocultos.

Se les conoce como suelos técnicos o registrables porque permiten la instalación de registros. Los registros son unas cajas existentes en el suelo en las que se encuentran los controles de cableado eléctrico, sistemas de sonido y telefonía o de calefacción.

Este tipo de registros hacen necesario un suelo que permita acceder a ellos de manera rápida siempre que sea necesario y, a la vez, que permita mantenerlos ocultos para mejorar la estética de nuestra oficina.

Leer  ¿En qué habitaciones es mejor usar moquetas?

Y con este fin es con el que se crean los suelos técnicos o registrables.

Un suelo técnico registrable es una estructura formada por baldosas de 60×60 centímetros que se instala sobre el pavimento de la oficina de modo que quede un espacio entre éste y las baldosas. Este espacio permite el paso y la colocación de numerosas instalaciones eléctricas, de agua, de aire acondicionado, cableado informático, etc.

Esta estructura puede soportar grandes cargas de peso sin dañarse.

Las baldosas se sitúan sobre unos pedestales que pueden regularse en altura y que constituyen el punto de conexión entre el antiguo suelo y el actual.

Las baldosas o paneles pueden estar fabricadas en distintos materiales, como el acero, el cemento o el aglomerado. Y a estos paneles se les puede instalar encima distintos revestimientos como moquetas o suelos de pvc para dar un acabado final al suelo.

Al realizarse todas las instalaciones bajo el suelo técnico evitamos hacer molestas y poco estéticas regatas en paredes o con mástiles que ocupan espacio en zonas de tránsito de personas.

Además, su utilización y mantenimiento es muy sencillo ya que el acceso a las instalaciones es inmediato. Tan fácil como levantar una o varias baldosas para acceder a la instalación, realizar la reparación o cambio necesario y volver a colocarlas.

Podemos resumir las ventajas de los suelos registrables en los siguientes aspectos:

  • Facilitan la canalización de las instalaciones eléctricas, de datos y de climatización con un acceso fácil y sencillo
  • Reducen la transmisión acústica entre la planta del edificio en la que estén instalados y la planta inferior
  • Al ser un suelo regulable en altura, permite igualar zonas con desniveles sin necesidad de realizar obras o de colocar rampas o escalones, facilitando la movilidad funcional
  • Como se trata de un sistema modular, se pueden realizar cambios y distribuciones nuevas en los espacios de trabajo
  • El hecho de ocultar todo el cableado y las instalaciones proporciona una estética limpia y ordenada y evita riesgos de caídas y tropiezos.
  • Se eliminan las obras largas, lentas, sucias y costosas, ya que su instalación se puede realizar rápidamente y, en la mayoría de los casos, sin necesidad de interrumpir el uso de la oficina.
Leer  Suelo de vinilo

Sobre el suelo técnico o registrable podemos colocar losetas de moqueta o de pvc para personalizar nuestro proyecto decorativo. Al ser piezas independientes, podemos delimitar diferentes zonas como despachos, pasillos o recepción utilizando diferentes colores o combinaciones de ellos o utilizar un material en una zona y otro material en otra. Las posibilidades de diseño son muchas y muy variadas para conseguir que nuestro suelo se integre dentro de toda la decoración.

En definitiva, el suelo técnico es una solución estable, versátil y muy resistente para evitar que los horribles conductos o cableados queden a la vista, ayudan a cubrir y encubrir tuberías y otros subsistemas y son un recurso perfecto para embellecer el espacio y crear un entorno limpio y despejado desde un punto de vista funcional.

En Pavimentos Arquiservi tenemos a tu disposición una gran variedad de pavimentos modulares para colocar encima del suelo registrable que hayas utilizado en la reforma o creación de tu oficina y además también te los podemos instalar.

¿A qué esperas para incorporar un pavimento técnico a tu oficina? Como ves, ¡todo son ventajas!