¡Visite Nuestras Tiendas! Utilice también nuestra Venta telefónica tlf 91 637 24 39 o envíanos un mensaje de WhatsApp 625 023 897

¡Visite Nuestras Tiendas! Tlf.: 91 637 24 39

¿Cómo elegir el suelo para exteriores?

Cómo elegir el suelo para exteriores
Te explicamos cómo elegir el suelo para exteriores, qué debes tener en cuenta para que la opción por la que te decidas se ajuste a las necesidades del espacio. Puede ser para una terraza, un parque, una piscina u otro lugar, entérate cuáles son las características en las que te debes fijar.

¿Qué tipo de suelo elegir para el exterior?

Cuando se trata de elegir pavimentos para el exterior hay muchas alternativas válidas. Desde los clásicos porcelánicos, piedra o madera, hasta opciones más modernas como las tarimas flotantes, el césped artificial o hasta losetas de caucho si estamos hablando de una zona de juego.

El mejor suelo para exterior dependerá del uso que se le vaya a dar y la estética que se quiera conseguir. Más adelante describimos otros factores a considerar, pero es importante entender que hay más de dónde elegir que lo que estamos acostumbrados a ver.

La madera es una alternativa cálida, además de elegante; se puede conseguir un suelo con apariencia similar con el composite, con la ventaja de que este es más fácil de mantener. Si necesitas un pavimento resistente y con capacidad para absorber golpes, instala caucho.

¿Quieres renovar el pavimento exterior, pero sin hacer ninguna obra? También hay opciones para hacerlo, como las losetas autoinstalables que, además, darán un aspecto moderno.

Hay muchas alternativas de suelos y losetas para exterior, de materiales y acabados distintos. Para elegir el mejor evalúa las características de cada uno para saber cuál te conviene más.

Existen soluciones prácticas para tu casa, comercio, oficina o cualquier lugar en el que vayas a renovar el pavimento. Si tienes dudas consulta con un experto que te ayude a tomar una decisión.
tarima flotante para exteriores

¿Cómo elegir el suelo para exteriores?

Escoger un buen suelo para exteriores es tan importante como para interiores. Cualquiera que sea el pavimento que se vaya a instalar debe ser resistente tanto al tráfico como a las inclemencias del clima. Y, según el uso específico que se le dará, necesita características específicas.

Por ejemplo, para la terraza de tu casa puedes instalar una tarima de madera natural; pero si es una terraza en un local comercial, como un bar, tal vez convenga más el composite.

Ambos tipos de tarimas exteriores son válidos para cualquiera de estos lugares, la diferencia principal es que la de composite requiere un mantenimiento más sencillo. Asimismo, es más resistente a las manchas, a las que estará expuesta en cualquier sitio público.

Entonces ¿cuáles son las características que se deben tomar en cuenta para elegir el suelo de exteriores? A continuación, describimos los factores que debes considerar.

Tipo de clima

Si vives en un lugar lluvioso o seco, con cambios de temperaturas extremos, etc. Esto es importante considerarlo cuando se elige el suelo exterior, porque este debe ser resistente a las condiciones meteorológicas.

En un punto con mucha lluvia, por ejemplo, un pavimento con buen drenaje es clave, tanto para la comodidad y seguridad al andar sobre este como para la duración del mismo.

Uso específico del suelo

Para saber cómo elegir el suelo para exteriores es preciso definir qué uso tendrá. Porque no es lo mismo el pavimento alrededor de una piscina, un jardín o un parque público.

En un parque infantil o el patio de una guardería, por ejemplo, podemos prever que habrá niños jugando y corriendo y es posible que haya caídas. En este caso, el pavimento debe ser seguro para los pequeños, que sea suave en caso de que haya algún incidente, pero al mismo tiempo resistente y antideslizante.

Como en este caso, hay que evaluar las necesidades específicas del sitio donde se va a instalar el pavimento.
pavimento parque infantil

Suelos antideslizantes

Un parque no es el único sitio donde el suelo debe ser antideslizante, este es un requisito general para los suelos exteriores. El pavimento está expuesto al clima, la lluvia, posibles derrames; por eso es importante que no deslice.

De esta manera, es posible evitar resbalones y caídas. Quizá una de las desventajas de los suelos antideslizantes es que tienen ranuras o texturas que dificultan su limpieza.

Mantenimiento sencillo

El mejor suelo para terraza exterior o cualquier otro lugar expuesto a la intemperie debe ser también fácil de mantener. Es decir, que sea sencillo de limpiar y resistente a diferentes sistemas de limpieza que se usan para ello.

Asimismo, en caso de que ocurra algún daño en el pavimento, debe ser sencillo de reparar.

La madera natural, aunque es una de las opciones preferidas para algunos usos, también es de las que requiere mayor mantenimiento. Por ello han surgido opciones como la madera sintética que son más sencillas de mantener.

Además, son más resistentes a los hongos e insectos de la madera natural. Pero si alguna de las piezas se daña hay que cambiarla, ya que no se puede reparar como la madera natural.

Acabado

Los diferentes tipos de pavimentos para exteriores ofrecen numerosos acabados entre los que puedes elegir. Si quieres un estilo moderno, elegante, industrial, de un color específico. Tienes una variedad amplia.

Los acabados de los suelos exteriores dependen de tu gusto personal y el estilo que busques. Incluso puedes combinar distintos tipos de pavimentos para conseguir un diseño diferente o por practicidad. Alrededor de una piscina, por ejemplo, puedes usar césped artificial y una tarima flotante.

Instalación del suelo

La superficie donde se va a instalar el suelo y quién lo va a hacer también son aspectos importantes. Hay pavimentos que requieren colocarse sobre una zona con características específicas. Por ejemplo, que estén niveladas, sobre rastreles o con ventilación inferior. Otras son menos exigentes.

En general, es mejor dejar la instalación del pavimento a los especialistas, ya que se reduce el margen de error. No obstante, algunos tipos son sencillos de instalar y lo puede hacer el mismo cliente.

Si lo quieres hacer tú mismo, considera que puede salir más caro cometer un error y tener que contratar un experto luego para que lo corrija.

Presupuesto

No menos importante es el costo del material para el suelo, así como de la instalación. Define el presupuesto que tienes disponible e inviértelo en un pavimento que sea resistente, que dure mucho tiempo antes de tener que reparar o cambiarlo. Una empresa responsable te asesorará al respecto.

Un mismo tipo de suelo puede tener distintos precios, dependiendo de la calidad, entre otros factores. Hay maderas más costosas que otras, por ejemplo, que a la vez son más resistentes y duraderas.

Sigue estos consejos sobre cómo elegir el suelo para exteriores que te damos en Pavimentos Arquiservi. Contáctanos si necesitas la asesoría de un experto.

Sin comentarios

Comentarios

Tu dirección de email no será publicada.