¡Visite Nuestras Tiendas! Utilice también nuestra Venta telefónica tlf 91 637 24 39 o envíanos un mensaje de WhatsApp 625 023 897

¡Visite Nuestras Tiendas! Tlf.: 91 637 24 39

Suelos Vinílicos: Qué son y para qué se utilizan

Los suelos vinílicos representan una verdadera revolución a la hora de vestir un suelo. Cada vez se recurre más a ellos, ya que ofrecen beneficios que la mayoría de los pavimentos no tienen. De ahí que podamos decir que es el suelo del presente y sin duda, será el suelo del futuro. En Pavimentos Arquiservi queremos ayudarte a que conozcas el fascinante mundo de los suelos vinílicos, qué son, para qué se utilizan, cuáles son sus ventajas e inconvenientes.

La evolución que han experimentado en los últimos años los suelos vinílicos ha sido impresionante.

El vinilo como pavimento surge en la década de los 50. En los años 60 se empieza a comercializar en formato de rollos de grandes dimensiones para ser utilizado como suelo continuo, pero es en los años 70 cuando realmente comienza a cobrar relevancia con el nacimiento de los suelos vinílicos homogéneos.

Desde entonces y hasta el día de hoy su desarrollo y evolución no han parado de crecer. Tan es así, que constituyen la mejor opción para utilizarse en infinidad de ámbitos como viviendas, comercios, industrias, educación, sanidad, deportes, oficinas, espectáculos, hostelería, vestuarios, etc.

¿Qué es el suelo vinílico?

Los suelos vinílicos son un tipo de revestimiento fabricados con Policloruro de Vinilo, comúnmente conocido como PVC.

El PVC es el material básico, presente en todos los tipos de suelos vinílicos, pero a esta base, cada fabricante le añade distintos elementos para potenciar el rendimiento al que el suelo vinílico estará destinado: factores antideslizantes, conductivos y disipativos, mayor estabilidad, resistencia, etc.

Existe un suelo vinílico prácticamente para cualquier necesidad, y para ser utilizado en cualquier ámbito, particular o profesional.

Cuando el suelo de vinilo se compone sólo de policloruro de vinilo, sin estar combinado con otros elementos, se conoce como LVT ( Luxury Vinyl Tile ) o, simplemente, suelo de vinilo.

Si el suelo es una mezcla de vinilo y partículas de madera se denomina WPC ( Wood Plastic Composite ) y, cuando en la fabricación del suelo se combina vinilo y polvo de piedra caliza se obtienen los denominados suelos SPC ( Stone Plastic Composite ).

Los suelos SPC son la última generación de suelos de vinilo, fruto de la investigación centrada en corregir y mejorar las deficiencias que, en algunas circunstancias, presentaban sus predecesores, la estabilidad frente a los cambios de temperatura de los suelos LVT y la resistencia a los impactos, a la humedad y la mejora de la estabilidad dimensional de los suelos WPC.

La superficie de un suelo vinílico está cubierta por un papel decorativo que simula diversos acabados como la madera, el hormigón, la piedra o el mármol y que confiere a los ambientes un aspecto natural y tremendamente realista.

Los suelos vinílicos tienen una capa de uso o de desgaste que oscila entre 0,3 y 0,7 mm que determina el ámbito en el que deben ser utilizados, siendo 0,3 mm para el ámbito doméstico y 0,7 mm para lugares altamente transitados. Esta capa está formada por PVC transparente y durante su proceso de fabricación se le añaden determinados tratamientos para aumentar su resistencia a los micro arañazos, a las manchas, a las bacterias o al desgaste.

Ahora que ya sabes lo que son los suelos vinílicos, te invitamos a que conozcas el amplio catálogo del que dispone Pavimentos Arquiservi y en el que, sin duda, podrás encontrar el suelo vinílico perfecto para satisfacer, tanto técnica como estéticamente, las necesidades de tu hogar, negocio o centro de trabajo.

¿Cuáles son las ventajas de los suelos vinílicos?

Si estás pensando en instalar un suelo vinílico en tu vivienda o lugar de trabajo, es fundamental que conozcas cuáles son sus múltiples ventajas.

 Resistencia a la humedad.

Sin duda, su principal virtud. El pvc no es un material que repela el agua, pero al tener poca porosidad, hace que ésta no sea absorbida. La permeabilidad es una de las grandes ventajas que lo convierten en el suelo perfecto para ser instalado en cocinas, sótanos o en cuartos de baño.

Propiedades térmicas.

Al ser un material aislante, no se adapta a la temperatura exterior propia de la estación del año en la que nos encontremos, sino que su temperatura se mantiene estable, por lo que, si andamos descalzos sobre ellos, no sentiremos sensación de frío. Esta misma propiedad térmica hace que sean aptos para suelos radiantes. Te sorprenderá gratamente su calidez.

Infinidad de modelos.

Puedes encontrar una gran variedad de modelos decorativos y funcionales y una amplia gama de formatos y texturas. Existen suelos vinílicos en formato de lamas, imitando madera y en formato de baldosas o losetas, con patrones más industriales como el hormigón, el cemento, el mármol o la piedra. Sin olvidar los modernos colores lisos, imitaciones hidráulicas o efectos textiles.

Fácil de instalar.

Es otra de sus principales características, que inclina la balanza a su favor frente a otros tipos de suelos cuyas instalaciones resultan mucho más arduas y costosas. Su instalación es rápida, silenciosa y no genera polvo.

Se instalan sobre suelos preexistentes, que cuenten con una solera limpia, firme y bien nivelada. La instalación es tan sencilla que la puedes realizar tú mismo. Según el tipo de suelo vinílico que escojas, la instalación será flotante o con fijación mediante colas o pegamentos. No se necesitan herramientas complejas. ¡Pero si no te sientes capaz de instarlo tú mismo, no te preocupes! En Pavimentos Arquiservi disponemos de los mejores profesionales que se ocuparán de todo lo que sea necesario

Mantenimiento y limpieza sencilla.

Al tratarse de un material termoplástico, la limpieza no puede ser más simple. Puedes utilizar escoba, aspiradora o una fregona con agua y un jabón neutro. Nunca mantener un suelo en perfecto estado ha sido tan sencillo

Higiénicos y seguros.

Son suelos antibacterianos, que impiden la formación de hongos y de bacterias. Característica tremendamente importante cuando hablamos de nuestro hogar o de determinados ámbitos de trabajo como escuelas, guarderías hospitales o residencias.

Durabilidad.

Las mejoras en los procesos de producción han permitido prolongar notablemente su duración, incluso, la de los modelos más sencillos. Gracias a los materiales utilizados en su fabricación son mucho más resistentes a roturas o impactos que otros materiales más frágiles. Además, los suelos vinílicos son capaces de absorber la fuerza de los objetos pesados al impactar contra ellos sin que el pavimento resulte dañado.

Estabilidad dimensional.

A diferencia de los suelos de madera o que emplean fibras de madera en su fabricación, los suelos vinílicos ofrecen una gran estabilidad dimensional. La última generación de suelos vinílicos con núcleo de SPC permite instalaciones flotantes de grandes cantidades de metros sin necesidad de juntas de dilatación. Esta propiedad resulta muy interesante cuando queremos instalar el suelo vinílico en todas las estancias de nuestro hogar buscando una estética de continuidad

¿Cuáles son las desventajas de los suelos vinílicos?

Se podría decir que los suelos vinílicos ofrecen muchas más ventajas que desventajas. Aún así, cuentan con algunos inconvenientes que, poco a poco, van siendo mejorados o corregidos por los fabricantes.

Cierto es que la mayoría de los inconvenientes que podemos encontrar, afectan a los suelos vinílicos que cuentan con las tecnologías menos desarrolladas, en su proceso de fabricación, al tratarse de suelos enfocados para un mercado en el que fundamentalmente se busca un suelo barato.

Así, a algunos suelos vinílicos les afecta negativamente la exposición continuada a la luz solar, acelerando su envejecimiento y decoloración. Podemos decir que este problema, ha mejorado significativamente en los últimos tiempos.

Otro inconveniente es el problema de las tintadas. Cuando se necesita hacer una ampliación o una reparación es posible que el color de la partida nueva no sea exactamente el mismo que el del suelo que ya está instalado. En los últimos tiempos, se está corrigiendo este inconveniente gracias a los diseños realizados por impresión digital.

También podemos encontrarnos con el problema del telegrafiado. Al tratarse de suelos de poco espesor, cualquier irregularidad que exista en la solera, se acabará marcando o telegrafiando en la superficie. Este inconveniente se puede evitar con los actuales suelos de SPC, que son suelos rígidos y de mayor espesor.

También las sillas con ruedas pueden deteriorar fácilmente los suelos vinílicos con poca capa de uso, igual que los objetos punzantes o el fuego.

Pero los beneficios que reportan son infinitamente superiores a los inconvenientes, y más teniendo en cuenta que de los que hemos mencionado, prácticamente ninguno afecta a los suelos vinílicos de buena calidad.

Por eso en Pavimentos Arquiservi apostamos por los suelos vinílicos como suelos versátiles, fiables, de calidad y de diseño y te animamos a que nos visites para conocer todos nuestros productos y encontrar en ellos la inspiración que necesitas.

 

Sin comentarios

Comentarios

Tu dirección de email no será publicada.