A la hora de decorar un hogar hay muchos materiales que podemos utilizar para darle el aspecto que soñamos: metal, pvc y hasta madera natural. Ahora bien, qué es lo que aporta la madera natural para que además de ser uno de los materiales más caros sea, a su vez, uno de los más demandados y de mayor retorno en el tiempo

5 ventajas de la madera natural para decorar tu hogarCómo limpiar un suelo de madera

Resistencia

La madera, a diferencia de otros materiales, aporta un plus de resistencia a lo largo del tiempo. Un ejemplo claro lo encontramos en el parquet. Este, más caro que un suelo laminado, aguanta mucho mejor el paso del tiempo.

Es cierto que sufre más con el agua o la humedad; pero bien cuidado puede aguantar hasta dos décadas sin necesidad de acuchillarlo.

Mantenimiento sencillo para un recurso renovable

Cada vez estamos más concienciados como sociedad de que los recursos son finitos y no podemos malgastarlos. Por ello, la madera se presenta como una de esas alternativas sostenibles para decorar nuestro hogar

Además, un uso sostenible de la madera, contribuye a mantener los bosques. Basta con hacer un buen uso de esta. Por lo que para cuidar la madera hay que usar productos específicos y ser cuidadosos.

Aporta calidez y es un material que presenta equilibrio

Lo natural genera una sensación de bienestar mucho mayor que otros materiales. Y es esa cualidad de la madera, la que nos conecta con la fuente de vida, la que ha arraigado tanto en filosofías orientales como el Feng Shui, orientadas a equilibrar mente, cuerpo y espíritu.

Regulan la humedad

Aunque la madera hay que tratar de mantenerla alejada de la humedad, es cierto que ayuda a regularla. Algunas maderas, como las que cuentan con revestimiento de pino son capaces de reducir hasta un 50% la humedad relativa interior en comparación con el yeso.

Es ideal para localizaciones cercanas al mar o a reservas de agua dulce.

Aislante térmico

La madera, además de dar un aspecto más elegante, presenta otras dos ventajas: aislamiento acústico y térmico.

De esta manera, tanto en invierno como en verano ayudan a minimizar la pérdida energética, mantener un ambiente algo más agradable y ahorrar en la factura de la luz.