No cabe duda que este comienzo de 2021 supone una continuación en cierta manera de 2020, pues el teletrabajo sigue formando parte de nuestro día a día con mucha fuerza. Esto supone que haya que readaptar espacios, y en muchas ocasiones es complicado encontrar un lugar en casa para poder llevar a cabo el desempeño diario.

Por fortuna, actualmente existen múltiples soluciones para poder adaptar cualquier espacio, especialmente si se trata de una habitación, para trabajar y poder llevar a cabo la jornada sin molestar ni ser molestado además de ahorrar en energía-especialmente en invierno- y evitar la molesta reverberación en las conferencias.

Suelos aislantes y amortiguadores de ruido

De cara a trabajar sobre una superficie cómoda, tanto el suelo laminado -por su económico precio y por el estilo que aporta-  como el suelo vinílico -es barato, amortigua el sonido y ayuda a mantener los pies menos frío en invierno- son las mejores opciones.

En el caso de que tu hogar sea frío, quieras minimizar el sonido y quieras combinar a tu gusto la decoración, especialmente de cara a las videoconferencias, un suelo de vinilo es tu pavimento ideal. Además, amortigua el sonido de las sillas de ruedas y es más difícil rayarlo.

Por supuesto, también puedes pensar en el césped artificial, a modo de moqueta, salvo en aquellos espacios en los que uses sillas de ruedas, ya que arrancarás las hebras.

Revestimiento de paredes

La madera o vinilo son el rey en este aspecto. No solo por la estética, sino también a la hora de pensar en el sonido o en el confort.

El aspecto del revestimiento vinílico de pared cuenta con los mismos beneficios que las losetas vinílicas o rollos de vinilo que se usan para el suelo, por lo que te será muy sencillo combinarlos y por un módico precio.

La madera aporta elegancia y un aspecto más clásico; pero su estás en una zona con bastante humedad, tal vez debas dejarla de lado.

Puertas

También puedes prestar atención a las puertas. No porque puedan chirriar o porque precises un pasador o una cerradura, sino pensando más en la insonorización. A veces puede ocurrir que teletrabaja más de una persona en el hogar (a veces con horarios demasiado dispares) o puede que algún miembro de la familia tenga que estudiar.

Pensar en reducir el sonido es vital en estos casos, y no solo pensando en tu tiempo de ocio o si haces streaming.

Insonorización

Colocar láminas pladur y otros compuestos y productos como la espuma que ayudan a que el sonido no rebote contribuyen a la insonorización de la sala en cierta manera.

Mobiliario

Aunque es algo intrínseco a una oficina, el hecho de disponer muebles en una habitación también contribuye a reducir el eco, la reverberación del sonido y a que la estancia se caliente antes.

Iluminación correcta

Unas condiciones confortables incluyen una luz adecuada. Tanto la luz de la propia habitación como las auxiliares. Para ello, lo mejor es utilizar luz fría como iluminación principal.