La elección entre una tarima biselada o sin bisel es una decisión importante que puede afectar a la estética y el mantenimiento de tu hogar. Ambas tienen sus propias ventajas y desventajas, por lo que es importante conocerlas bien antes de comprar una u otra. ¡Sigue leyendo para saber más!

¿Qué es una tarima biselada?

Una tarima biselada, como su nombre lo indica, es una tarima de madera con los bordes biselados, esto significa, con corte en 45° de ángulo. Este detalle hace que se vean más elegantes y también modernas, que las sin bisel.

Este tipo de tarimas se ve muy bien en suelos interiores, como dormitorios, salones y cocinas. Aportan elegancia, sofisticación y modernidad a los espacios. También se pueden usar en espacios comerciales y en exteriores,

Hay diferentes tipos de tarimas biseladas, que se pueden clasificar según el material del que están hechas, el grosor del bisel o el ángulo del bisel.

La tarima biselada es aquella que presenta abertura a lo largo y/o ancho de la lama, formando un desnivel que refleja la separación entre unas y otras. Cuando una tabla no es biselada, no contiene separaciones en su superficie, por lo tanto, tiene un acabado plano.

En las siguientes imágenes podéis ver la diferencia entre tarimas biseladas y no biseladas.

Leer  Escoge Parquet o Tarima de Madera

                                                Sin bisel

tarima-biselada-roble-victoria-no-biselada-quickstep-pavimentos-arquiservi
Roble Victoria QuickStep

Con bisel

tarima biselada Roble Raspado Gris Marrón, Impressive de QuickStep
Roble Raspado Gris Marrón, Impressive de QuickStep

Características únicas de las tarimas biseladas

Entre las particularidades que tienen las tarimas biseladas encontrarás:

  1. La elegancia y sofisticación, ya que el bisel produce una transición más suave entre una tabla y otra, por lo que las juntas no son tan notorias.
  2. La facilidad de limpieza. El mantenimiento de tarimas biseladas es sencillo, debido a que en las uniones no se acumula polvo o suciedad.
  3. Durabilidad y resistencia son una característica común en las tarimas con bisel. A diferencia de las tarimas tradicionales, el biselado ayuda a una mejor distribución de la presión que se puede generar sobre la tarima.

Diferentes tipos de bisel en tarimas

Los principales tipos de bisel en tarimas son:

  • Bisel tipo V2: es la tarima que tiene biselados los lados más largos de la lámina.
  • Bisel tipo V4: es la lámina que tiene los cuatro lados biselados.
  • Microbisel: es un tipo de biselado leve que no se aprecia casi a la vista, pero al tacto si es posible notarlo.
  • Bisel prensado: es el que se realiza por encima de la capa decorativa de la lámina, por tanto, el diseño también forma parte del biselado.

 Ventajas de un suelo con bisel:

  • Le otorga realismo al diseño.
  • Aporta lujo e identidad a cada lama.
  • Mantenimiento fácil: Al igual que las versiones planas de los suelos laminados se limpia con mopa o aspiradora.
  • Es útil para disimular el desgaste en el perímetro de los suelos, una cualidad interesante para locales comerciales y establecimientos públicos.
  • Actualmente, existen modelos antiestáticos que repelen la suciedad, como los que ofrece la marca QuickStep.
GrisMarrón Quick Step
Roble Raspado Gris Marrón, Impressive de QuickStep
Leer  ¿Parqué, tarima flotante, encolada o laminada?

Ventajas de una tarima sin bisel:

  • Por su diseño plano otorga visualmente continuidad y homogeneidad a los espacios.
  • Al igual que los suelos con biseles tiene un procedimiento de limpieza fácil.
  • Es económico debido a su proceso de fabricación.
  • Si eres de los que prefiere un suelo sin bisel, la gama de tarimas acrílicas a una lama Diamond Innovus 7G de ArquiFloor, ofrece diseños absolutamente extraordinarios. Tienen una resistencia AC5, sistema antiestático y un soporte silencioso incorporado. Además, son suaves y cálidas al tacto.

Instalación tarima biselada vs. sin bisel

En cuanto a su instalación, la diferencia entre tarimas biseladas y no biseladas, es muy pequeña. Ambas requieren de un subsuelo nivelado, liso y limpio, para luego proceder con la colocación de las láminas. Pero en el caso de la instalación de tarima biselada, hay que tener en cuenta un factor adicional, que es la alineación del biselado entre una lámina y otras, lo cual dificulta un poco más el proceso que en la instalación sin bisel.

Casos de uso: ¿Dónde es mejor cada tipo?

Uso residencial vs. comercial

Si comparamos las láminas biseladas y sin bisel en una tarima para uso comercial y en las de uso residencial, encontramos las siguientes diferencias:

  1. Por el costo de las tarimas biseladas, es más común utilizarlas en habitaciones y estancias residenciales que buscan una apariencia elegante.
  2. Las tarimas sin bisel pueden ser más resistentes que la biselada. Por lo cual su uso comercial en áreas de alto tráfico es más recomendada.
  3. En cuanto al mantenimiento, las tarimas biseladas son más fáciles de limpiar que las que no tienen bisel. Por lo tanto, si el presupuesto lo permite, son una mejor opción tanto para áreas residenciales como comerciales.
Leer  Suelos blancos de Madera

Consideraciones para espacios específicos como baños o cocinas

En áreas como el baño hay que tomar en cuenta la humedad, por lo cual antes de elegir una tarima es necesario seleccionar un tipo que sea resistente al agua. En cuanto al mantenimiento, la realidad es que la tarima biselada es más fácil de limpiar que la que no tiene bisel por las juntas más unidas.

Por otra parte, en la cocina hay que estimar que es una zona de mucho tráfico. Y, resultará una mejor decisión comprar una tarima de alta calidad que pueda resistir mejor los daños.

¿Con qué tipo de tarima te quedas tú? Coméntanos, si prefieres tarima biselada o sin bisel.