A la hora de darle un nuevo aire al baño, o de reformarlo íntegramente, no siempre es obligatorio contar con azulejos; pues existen otras alternativas como la cerámica, el microcemento o hasta el papel pintado y la madera, además de un revestimiento de pared adhesivo.

Losetas de vinilo para las paredes del baño

Sin duda, la opción más estética, económica y duradera que puedes escoger. Todo, gracias a que aunarás todas las ventajas del vinilo en las paredes, y sin tener que realizar obras.

Microcemento

Se trata de una superficie que resiste la humedad sin ningún problema, y es apto hasta para climas muy cálidos.

No en vano, es un material versátil y decorativo, aunque bastante más caro que el vinilo a cambio de otorgar un aire moderno y luminoso a la estancia.

Papel pintado

Aunque no todos los papeles son aptos para lugares de gran humedad, los papeles vinílicos sí que son válidos para estos entornos.

Madera

Para llevar a cabo un espacio cálido y acogedor –además de rústico-, la madera de pino es una opción ideal para el baño. Incluso se puede utilizar tanto en un estilo nórdico como en uno industrial.

Mezcla de materiales

El microcemento combina muy bien con la madera, pudiendo optar por el primero a media altura y cubrir el resto con madera de pino.

Aunque también es posible optar por cerámica y madera en el suelo y optar por losetas vinílicas adhesivas de pared con diferentes acabados para dar una sensación de continuidad y sin saturar el espacio.