Cómo poner suelos vinílicos
Los suelos de vinilo están elaborados con materiales sintéticos, se pueden colocar sobre superficies preexistentes; además son versátiles y duraderos. Si tienes planes de empezar un proyecto de bricolaje o quieres conocer el proceso, te explicamos cómo poner suelo vinílico.

Tipos de suelo de vinilo

Láminas de vinilo

Se trata de láminas continuas que vienen en rollos anchos, por lo cual al instalarlo no habrá muchas uniones. Lo cual es una ventaja cuando se coloca en espacios que necesitan repeler el agua y la humedad.

Esta resulta ser una opción de bajo costo, tanto en la compra del material como en la mano de obra para su instalación. Además de ser un proceso rápido.

Es de bajo mantenimiento y fácil limpieza, solo necesitarás barrer y trapear.

Las desventajas de este tipo de suelo vinílico es que resulta algo complicado hacerle reparaciones.

Baldosas de vinilo

Son piezas de vinilo que se asemejan a unas baldosas o losas, y para ser colocadas requiere adherirlas una al lado de la otra. Por tanto, quedan uniones entre las cuales es probable que permee el agua y provocan que se despeguen o se dañen. Estas baldosas son fáciles de instalar, incluso sin contratar personal calificado, y tiene la ventaja de que si se daña alguna de las piezas es muy sencillo reemplazarla.

A pesar de ser económica su instalación, tiene un costo de mantenimiento mayor al de las láminas de vinilo, ya que requiere pulirse para minimizar la porosidad.

Suelo de vinilo de lujo

El suelo de vinilo de lujo se puede encontrar tanto en forma de baldosas, como de láminas rectangulares. La diferencia con los dos modelos anteriores es que cada pieza está diseñada con una lengüeta que las hace encajar perfectamente una con otra.

Leer  Así es como puedes combinar la nueva línea clásica de Zara Home para presumir de hogar

Para completar la instalación se le coloca una capa protectora que lo hace más resistente y evita filtraciones de agua.

Si bien es la opción más costosa de las tres, se debe tomar en cuenta que tiene una vida útil larga, con poco mantenimiento, lo cual a largo plazo sería una ventaja.

¿Cómo poner suelo vinílico?

habitaciones con suelo vinílico
Para instalar láminas de vinilo debemos preparar el área de la habitación donde se instalará. Si en el lugar hay zócalos o rodapiés hay que retirarlos, luego podrás volver a colocarlos.
Utiliza las medidas de la habitación y las de las láminas o baldosas de vinilo para calcular y hacer la distribución correcta y así obtener la mejor apariencia.

De acuerdo al tipo de vinilo el procedimiento para colocar el suelo vinílico puede ser diferente.

En el caso de las láminas de lujo que encajan unas con otras a través de una lengüeta, debe insertarse el borde de esta en la ranura de la siguiente lámina. De ser necesario, al final de la fila deberá recortar la última para ajustarla al espacio. Este proceso se repite hasta completar el resto de la habitación.

Para aquellas láminas que tienen tiras adhesivas se debe colocar una lámina sobre la otra superponiendo el adhesivo. Luego presionar con un rodillo de mano firmemente para crear presión sobre cada lámina. Continúa así hasta completar todo el espacio, asegurándose que estén bien adheridos. Al finalizar, pasa nuevamente el rodillo con firmeza por todo el suelo.

Por último, para instalar el suelo de vinilo con pegamento hay que comenzar desde el centro de la habitación hacia los lados.

Leer  Césped artificial en terraza: cómo instalarlo tú mismo

Para comenzar la instalación es necesario encontrar el punto central, para luego dividir la habitación en cuatro cuadrados iguales que puede marcar con tiza y serán la guía para colocar las láminas o baldosas.

Coloca el pegamento y espera un poco hasta que se asiente, pero no tanto como para que se vuelva transparente. Ve colocando las láminas o baldosas fila por fila, asegurándose de que cada borde esté bien unido al del siguiente tablón.

Al llegar a los bordes recorta las láminas según sea necesario, dejando el margen de expansión que recomienda el fabricante del producto.

Al finalizar pasa un rodillo manual para aprisionar y emparejar las láminas, y si quedan restos de pegamento puedes retirarlo con un cuchillo.

Recomendaciones

El suelo vinílico puede instalarse sobre superficies anteriores, como concreto, madera, baldosas e incluso sobre suelos de vinilo existentes.

El contrasuelo debe tener una superficie plana y debe estar limpia. Además, si tiene alfombra, será necesario retirarla antes de la instalación.

En caso de que el área de instalación no esté nivelada, dependiendo del tipo de contrasuelo, deberás intentar nivelarlo. Por ejemplo, colocando algún producto autonivelante en caso que esté por debajo del nivel o lijando los puntos más altos.

Antes de comprar el suelo vinílico debes medir el espacio y dividir entre la medida de las lámina o baldosas para saber qué cantidad necesitas. Siempre es mejor comprar un poco más en caso de problemas al instalar y para reparaciones futuras.

Mezcla todos los paquetes de láminas que hayas comprado, para que no se noten las diferencias de color o diseño entre un paquete y otro. No es recomendable que en los bordes de las láminas o baldosas se recorten a menos de la mitad de su tamaño, no se verá armonía en el suelo.

Leer  SUELOS PARA JARDINES Y PATIOS

Comienza la instalación en la pared de mayor longitud y de forma perpendicular, esto le garantiza minimizar los cortes de las piezas.
instalar suelos vinílicos

Ventajas de instalar suelos vinílicos

Sin importar cual sea el tipo de suelo vinílico que se instale, hay tres ventajas de los suelos vinílicos sobre otros:

Duradero

Cuando pisamos sobre un suelo de vinilo resulta suave al pisarlo; sin embargo, eso no significa que sea débil o frágil. Por el contrario es bastante resistente y de durabilidad comprobada.

Resistente al agua

Es un material poco poroso, que no permite que penetre el agua, el vapor o la humedad a traves de sus láminas. Sin embargo, hay que tener especial cuidado con las uniones de las láminas para que no se dañe el subsuelo.

Esta característica de los suelos vinílicos hace que sean muy usados en baños y cocinas.

Requiere poco mantenimiento

Debido a su lisa y suave superficie es muy sencillo limpiarlo. Además de que el material resiste manchas, suciedad e incluso rayones.

Para mantenerlo en óptimas condiciones es importante colocar protectores especiales a las patas de muebles, mesas y sillas qu resulten muy pesadas. También hay algunas versiones que no tienen protección contra los rayos ultravioleta y pueden tornarse amarillentos o cambiar el tono si se exponen directamente a la luz solar.

Si tienes alfombra cuya parte inferior tenga una cubierta con goma, hay que tener cuidado porque pueden provocar una reacción química que quizás termine dañando el vinilo.

Los lugares donde suelen instalarse comúnmente los suelos de vinilo son los baños, cocinas, salas de estar y dormitorios, conoce cómo poner suelo vinílico para que puedas dar un cambio el aspecto de estas habitaciones sin mucho esfuerzo.