Los suelos vinílicos (o pisos de PVC) son pavimentos muy populares gracias a sus múltiples acabados y a un aspecto muy similar a los suelos laminados. Ambos son superficies sintéticas que emulan a una superficie natural como la piedra o la madera, pero en el caso den vinyl, existe un abanico de opciones más amplio, porque podemos encontrarlos con acabados de aspecto de mármol, granito o teja y hasta de azulejo.

Entonces, si estás buscando un piso o diseño «más especial», el vinilo es la opción ideal. Además, estos suelos están especialmente indicados para su instalación en zonas húmedas de la casa, como la cocina o el baño, ya que son hidrófugos, aunque siempre es recomendable consultar las instrucciones del fabricante.

Si quieres saber más de estos pavimentos, consulta nuestra guía de suelos vinílicos.

En Pavimentos Arquiservi encontrarás una gran variedad de suelos vinílicos para tu hogar ya precios que pueden ser de tu interés y a un precio realmente económico: menos de 11 euros el metro cuadrado.

La imitación a madera puede ser una de las mejores opciones si buscas una decoración natural

De los más económicos, destacan modelos de colores, como un tono rojizo de imitación madera, fabricado en material sintético. Las lamas, por lo general, tienen tres metros de ancho y 1,5 mm de espesor. Es resistente a la humedad y es compatible con la calefacción subterránea. Es antideslizante y antiestático y está clasificado para uso doméstico en un dormitorio o habitación con tráfico moderado.

Puedes verlo aquí

Dale un toque original a tu suelo con los acabados de aspecto cerámico

Otro modelo es una semimatriz, como las que suele vender Tarkett, que en ocasiones presenta un acabado cerámico blanco. En tamaño es similar y algunos modelos se venden por esquejes. Ideales para zonas de tráfico moderado.

Puedes verlo aquí

Aunque si estás pensando en algo parecido al parquet, hay que hilar más fino

Si el suelo que buscas es un suelo que recuerda al parqué, también tienes un modelo que reproduce en tono madera natural. En este caso, lo mejor es optar por un modelo resistente a arañazos, abrasiones y manchas y con propiedades antiestáticas.

Puedes verlo aquí

Gris y rayado es ideal para una oficina, un garaje o un estilo urbano

Un modelo muy diferente al anterior es aquel que trata de combinar con el mobiliario de acero, como las opciones de semirayado de Tarkett, por ejemplo. Ideal para oficina o garaje, también es muy recurrente en estilos urbanos.

Inspírate