A causa de la pandemia cada vez pasamos más horas en casa, por lo que es habitual que nos cansemos antes de lo que vemos y pensemos en reestructurar el espacio o incluso darle un aire nuevo. Ahora bien, no siempre se necesita una reforma para conseguir el efecto deseado, pues a veces basta con recurrir a pequeños “trucos”.

Si se te da bien la pintura, tienes una herramienta más a favor; pero basta con renovar ciertos elementos más bien pequeños como cojines o cortinas.

Tono neutro entremezclado con color vivo

Si las paredes y muebles de tu habitación disponen de colores blancos, beige y otros tonos neutros, es en las telas de colores vicos donde se puede encontrar el contraste.
Para ello, opta por cojines, fundas o cortinas que generan contraste para que cuando vuelvas a mirar tu hogar parezca algo totalmente diferente.

En el caso de que las paredes y el mobiliario destaquen, las telas deberán tender a colores crudos o negros con colores lisos o patrones que rompan la tendencia de paredes y muebles.

Los tonos tierra y los colores naturales también provocan ese efecto integrador, pero suponen una alternativa porque ayudan a crear un ambiente relajado. Por eso, son una buena idea si queremos convertir el espacio en un lugar de esparcimiento en que alejarnos del estrés.

Tonos fríos o cálidos

Si te gusta sentirte con fuerza en casa y trabajas desde ella, el amarillo o el naranja causarán el efecto deseado mientras se entremezclan de maravilla con todos grisáceos.
Aunque si prefieres los tonos fríos, verdes y azules te ayudan otorgar un aire más natural.
Patrones, estampados y motivos lisos

La primavera de 2021 está marcado por los motivos naturales. Es por ello que si optas por seguir esta tendencia, los motivos tropicales pueden otorgar un toque exótico a la estancia. Aunque si prefieres algo más clásico, puedes optar por plantas, motivos de madera y decoración en color tierra y verde –que combinan muy bien con el amarillo-.

Ahora bien, si prefieres dar una oportunidad a lo étnico, este estilo se mezcla bien con fondos sobrios a través de combinaciones de tonos ocre con colores neutros.