Darle un aspecto diferente a nuestro hogar atañe a todas las partes de la casa, desde el suelo hasta el mobiliario pasando por el techo o las paredes. Y es que además del revestimiento de pared, el papel pintado es una tendencia que regresa con fuerza para dar un nuevo toque al diseño de interiores.

Ventajas del papel pintado

Cuenta con una gran variedad de diseños, colores y estilos, por lo que se adapta a diferentes ambientes, y combina a la perfección con los tonos del mobiliario o del pavimento.

Además, se coloca de manera sencilla y rápida, incluso superando al revestimiento vinílico en este aspecto. Solo se precisa el material, un cúter y el engrudo adhesivo, aunque en ocasiones este se sustituye con un mecanismo autoadhesivo.

Se puede aplicar sobre cenefas, por lo que no rompe con el diseño. Además, sus alta calidad permite hasta disponer diseños 3D.

Asimismo, son resistentes a la luz y no pierden color con el tiempo, incluso algunos tipos de papel pintado se pueden lavar.

Usos del papel pintado

El papel pintado para pared se puede utilizar en cualquier habitación, independientemente de su uso, algunos de los más destacados son:

  • Papel pintado infantil.
  • Papel pintado floral.
  • Papel pintado para cocina.
  • Papel pintado para baño.

Materiales de papel pintado

  • Papel pintado de papel.
  • Papel pintado vinílico.
  • Papel pintado de textiles no tejidos.
  • Papel pintado con superficie en relieve.

Cómo poner papel pintado

Materiales y herramientas

Antes de proceder a la colocación, es preciso que además del papel pintado, dispongas de molduras decorativas de poliestireno, cola de empapelar y adhesivo específico junto a un rodillo o una brocha, un cepillo, un metro, una regla, un lápiz, un cúter y un nivel.

Colocación del papel pintado

  • Mide y marca la primera tira.
  • Córtala y para luego pegarla en la pared sin escatimar en el adhesivo. Insiste especialmente en los bordes. Para ello te puedes valer de un cepillo o un rodillo, con lo que no marcarás el papel al ejercer presión.
  • Repite el proceso con la segunda tira; pero teniendo en cuenta la continuidad del estampado, y realízalo hasta completar de cubrir la pared.
  • Elije la siguiente pared de la habitación y repite el proceso.

Enmarcar paneles

  • Toma medidas con exactitud a las molduras para la colocación.
  • Corta las piezas con la sierra para que la unión de las piezas quede rematada a inglete.
  • Tras ello, aplica una tira de adhesivo de montaje y ajusta con precisión las esquinas del papel pintado.