El suelo vinílico, el descubrimiento del siglo XX en lo que a pavimentos se refiere, se trata de una variante de PVC ideal para particulares, oficinas o hasta para espacios comerciales, además del uso industrial o sanitario.

Pese a que hace décadas se puso en tela de juicio su idoneidad para las personas, ahora, en pleno siglo XXI, el suelo vinilo no solo goza de buena salud, rigurosos controles en Europa para asegurar se inocuo para la salud, también disfruta de gran popularidad.

Todo, gracias a su facilidad de instalación, practicidad, cientos de acabados y mantenimiento sencillo, además de adaptarse a cualquier presupuesto. Y es que el suelo vinílico actual dispone de una tecnología que imitan a la perfección diseños de madera, azulejos y mármol.

Por lo general se comercializan con una anchura que varía entre los 2 y 4 metros, lo que flexibiliza su colocación.

Cómo instalar un suelo vinílico

Disposiciones previas a la instalación

Su instalación es sencilla, rápida y económica.

Instalación de Suelo de vinilo en rollo y disposiciones previas a su colocación

Herramientas y preparación:

A la hora de colocar un suelo de vinilo vas a necesitar una regla, cola o cinta de doble cara (según cada caso), un perfil de unión y un cúter. Y es que es importante que la superficie sobre la que se instala esté nivelada y sea totalmente llana.

También es importante que el suelo esté plano, limpio, seco, y libre de polvo. En caso de que esta superficie presente agujeros, grietas u otros daños, es necesario reparar el pavimento.

Habitaciones pequeñas, menores de 12m2: instalación libre

Es recomendable para habitaciones de tamaño escueto y de poco uso, como un dormitorio. Para este caso, basta con extender el pavimento teniendo en cuenta los rodapiés, que precisan un margen de entre 5 y 10 centímetros. Finalmente, basta con fijar con el perfil de unión en el umbral de la puerta.

Habitaciones de tránsito medio: instalación con cinta doble cara

En primer lugar es preciso pegar la cinta de doble cara en toda la habitación y en su perímetro. Tras ello, se retira la banda protectora se extiende el vinilo hasta el rodapié.

A continuación se realiza un corte recto en todos los ángulos. Finalmente, se coloca el perfil de unión en el paso de la entrada.

Habitaciones grandes y de uso frecuente: instalación encolada

Es la manera más práctica de instalar el suelo vinílico en habitaciones de más de 20m². Para ello, es preciso poner la cola de pegado en un suelo limpio y seco, y dejarla reposar durante un tiempo especificado.

Tras ello, se debe extender el material hasta llegar a los zócalos para luego cortar los bordes sobrantes y fijar los perfiles de unión en el umbral de las puertas.

Instalación del suelo vinilo en lamas

Se comienza extendiendo un papel continuo adhesivo sobre el pavimento para luego instalar las lamas de vinilo. Se utilizan tacos de plinto para ajustar correctamente la distancia entre la pared y la lámina. Asimismo, se regula el ensamblaje cada vez que se instala una de ellas.

Ventajas y desventajas del suelo de vinilo de PVC

Pros

  • Gran resistencia al desgaste y a los arañazos
  • Fácil limpieza
  • Antihumedad y antimanchas
  • Antibacterias y antimoho
  • Aislante térmico y acústico

Contras

Es una solución intermedia entre el suelo laminado y la madera natura.. No resiste temperaturas elevadas, por lo que no todos los modelos son compatibles con suelo radiante.

¿Por qué optar por el suelo vinílico en click?

  • Dispone de la instalación más limpia y rápida de todos los tipos.
  • Dispone de varios tipos de resistencia: AC4, AC5 y AC6, como el suelo laminado
  • La estructura suave y confortable permite caminar descalzo y no lastimarse los pies.

Lugares donde es común encontrar suelos de PVC

El PVC, también llamado policloruro de vinilo, es un derivado del plástico que se puede hallar desde colegios o guarderías hasta en centros comerciales o zonas industriales.

  • Colegios.
  • Guarderías.
  • Centros comerciales.
  • Hogares en reformas.
  • Garajes.
  • Industria.
  • Talleres.
  • Oficinas.
  • Gimnasios.
  • Cocinas.
  • Laboratorios.
  • Farmacias.
  • Pabellones deportivos multiusos.
  • Ferias y convenciones.
  • Recintos de espectáculos, baile o exhibiciones.
  • Pasarelas.
  • Hospitales y otros centros sanitarios.

Características del suelo vinílico más destacadas

Diseño y color

El suelo vinílico no solo no parece un suelo sintético, además de tener una fácil instalación. Además de ello, la naturalidad de sus diseños, al igual que las vetas o los nudos disponen de una aleatoriedad cada vez más acorde con la realidad.

En la actualidad dispones de más de 1500 tipos de suelos vinílicos para combinar a tu gusto tanto en tu reforma como en un proyecto de diseño de interiores.

De esta manera puedes optar por colores claros para adecuarlo a un estilo moderno o nórdico; por uno oscuro más acorde a diseños industriales o urbanos, y con acabados en madera, cerámica o piedra que pueden acoplarse bien a tu negocio.

Precio

Desde solo 6,50€/m2 es posible encontrar los suelos más modernos, resistentes, duraderos y bonitos del mercado. Y para la instalación solo se precisa invertir 5,50€/m2.

Consejos para mantener y limpiar suelos vinílicos

Precauciones a tener en cuenta al limpiar suelo vinílico

Calidad. En función del uso que le vayamos a dar, hay que atender a los indicadores que acreditan su durabilidad. Y es que según a su uso cotidiano deberemos disponer un tipo determinado de suelo de vinilo.

El agua, cuanto más lejos, mejor. A la hora de limpiar suelos vinílicos es importante saber que aunque son resistentes al agua debemos procurar que el agua no se introduzca entre las juntas, o podría levantar el pavimento.

Sin productos abrasivos. Disolventes, productos corrosivos o alcalinos son algunos ejemplos de productos que podrían dañar nuestro suelo.

¿Cómo mantener y limpiar suelos vinílicos?

Aleja la arena y suciedad. Ambos elementos rayan la superficie a lo largo del tiempo. Por ello, los suelos vinílicos agradecerán un felpudo o alfombrilla ala entrada de tu hogar y que mantengamos limpio el calzado. Además, barrer el suelo a diario o usar la mopa ayudará a mantenerlo como nuevo durante más tiempo.

Cuidado con los líquidos derramados. Retirar un derrame de inmediato contribuirá a que el pavimento no pierda color ni de dañen las juntas. Basta con un paño o una fregona. Tras ello, no utilices productos abrasivos para evitar las marcas.

Existe un producto adecuado para cada mancha. En la actualidad existen productos con PH neutro que, mezclados con agua tibia, y dispuestos en un paño ligeramente humedecido o una fregona escurrida:

  • Manchas fuertes. Diluye lejía o zumo de limón en agua tibia.
  • Manchas persistentes: tinta, sangre o remolacha. De hecho, basta con aplicar lejía diluida sin frotar. Tras ello debemos enjuagar hasta quitar todo resto de lejía.
  • Bolígrafo y grasa. Con un trapo empapado en aguarrás frota la mancha para luego enjuagar al terminar de limpiar.

No es necesario que enceres. Estos pavimentos ya tienen un recubrimiento que los hace, en su mayoría de modelos, brillar, por lo que no se recomienda una utilización de cera a posteriori, pues además de no adherirse correctamente al material, lo estropearán, lo que hará será dejar la suciedad pegada a lo largo del pavimento.

Suelo vinílico vs suelo de linóleo

Se trata de dos productos muy diferentes: mientras el vinílico es fruto del avance tecnológico, el linóleo es de origen 100%natural.

Si bien, actualmente el linóleo es menos común que el vinilo, al contrario que hace 50 años. Ahora bien, este tipo de pavimentos suele requerir encerado y se daña con mayor facilidad con con objetos punzantes y grandes pesos.

Suelo vinílico vs suelo laminado

La principal diferencia es la composición sintética de ambos. El suelo de vinilo presenta mayor resistencia en exteriores y a la humedad debido a su composición.

Mientras tanto, el suelo laminado dispone de una estructura multicapa con imagen de alta definición a imitación de la madera natural que no se puede ni acuchillar.

En cuanto a las características del suelo laminado, aparte de un precio menor al de la tarima vinílica, y disponer de distintas clasificaciones de resistencia, también sirve como aislante acústico, de temperatura, y de una instalación sencilla.