La tarima biselada es aquella que presenta abertura a lo largo y/o ancho de la lama, formando un desnivel que refleja la separación entre unas y otras. Cuando una tabla no es biselada no contiene separaciones en su superficie, por lo tanto tiene un acabado plano. En las siguientes imágenes podéis ver la diferencia.

                                                    Sin bisel                                                        

tarima-biselada-roble-victoria-no-biselada-quickstep-pavimentos-arquiservi
Roble Victoria QuickStep

Con bisel

tarima biselada Roble Raspado Gris Marrón, Impressive de QuickStep
Roble Raspado Gris Marrón, Impressive de QuickStep

 Ventajas de un suelo con bisel:

👍Le otorga realismo al diseño.

👍Aporta lujo e identidad a cada lama.

👍Mantenimiento fácil: Al igual que las versiones planas se limpia con mopa o aspiradora.

👍Es útil para disimular el desgaste en el perímetro de los suelos, una cualidad interesante para locales comerciales y establecimientos públicos.

👍Actualmente, existen modelos antiestáticos que repelen la suciedad, como los que ofrece la marca QuickStep.

GrisMarrón Quick Step
Roble Raspado Gris Marrón, Impressive de QuickStep

Ventajas de una tarima sin bisel:

👍Por su diseño plano otorga visualmente continuidad y homogeneidad a los espacios.

👍Al igual que los suelos con biseles tiene un procedimiento de limpieza fácil.

👍Es económico debido a su proceso de fabricación.

 Si eres de los que prefiere un suelo sin bisel, la gama de tarimas acrílicas a una lama Diamond Innovus 7G de ArquiFloor, ofrece diseños absolutamente extraordinarios. Tienen una resistencia AC5, sistema antiestático y un soporte silencioso incorporado. Además son suaves y cálidas al tacto.

¿Con que tipo de tarima te quedas tú?