Qué es el suelo laminado¿Estás buscando opciones para el suelo de tu vivienda, oficina o comercio? En Pavimentos Arquiservi te damos a conocer una alternativa que ofrece calidad y resistencia. Te explicamos qué es el suelo laminado y cuáles son sus características.

¿Qué es el suelo laminado?

El suelo laminado es un tipo de pavimento que está formado por varias capas de materiales y con el que se pueden conseguir diversos acabados. Además, ofrecen gran resistencia y durabilidad.

Se pueden instalar sobre el suelo existente y son bastante resistentes a los impactos. Este tipo de suelo imita muy bien la madera, hasta el punto que en ocasiones es difícil distinguirlos uno del otro.

La estructura de los suelos laminados consta de cuatro capas que describimos a continuación:

  • La contracara, que es la capa inferior y cumple un papel de respaldo. Esta es la que le proporciona estabilidad y equilibrio a las capas superiores.
  • Sobre la contracara se encuentra la capa media o núcleo. El tablero puede ser de fibra de alta densidad (HDF) o densidad media (MDF). En ambos casos se componen de fibra de madera y resina que funciona como aglutinante.
  • Por encima de esta se encuentra el papel decorativo, que es una fotografía digital impresa en alta resolución. Puede imitar la madera, cerámica o piedra. La imagen es real y convincente.
  • La capa superior es transparente y su papel es proteger el suelo. Se encarga de sellar el laminado y lo hace resistente al desgaste, arañazos, impactos y demás daños. También le proporciona brillo y textura al suelo.
Leer  SUELOS PARA JARDINES Y PATIOS

Tipos de suelos laminados

Existen diferentes tipos de suelos laminados que se pueden dividir de acuerdo a su uso y resistencia.

En cuanto al nivel de uso, pueden ser domésticos y comerciales. Cada uno de estos se clasifica según la resistencia que tienen. Tendremos entonces:

  • Doméstico moderado: adecuado para zonas con poco tráfico de personas.
  • Doméstico general: para instalar en áreas de uso medio.
  • Doméstico intenso: ideal para aquellas zonas de la casa que tienen mayor uso.
  • Comercial moderado: se utiliza en áreas comerciales con poco uso; por ejemplo, en oficinas pequeñas.
  • Comercial general: como pavimentos en zonas de uso medio.
  • Comercial intenso: para aquellas áreas comerciales que tienen un tráfico alto, como los almacenes.

También se pueden clasificar según la textura, el acabado y el diseño. Por otra parte, las lamas pueden tener distinto grosor; mientras más grueso resiste más al tráfico y proporciona mayor estabilidad.

Para elegir el mejor tipo de laminado toma en cuenta el lugar donde lo vas a instalar y el uso que tendrá. Si lo vas a instalar en un comercio u oficina el suelo debe tener una resistencia al desgaste elevada. Mientras que en un dormitorio funcionaría uno de resistencia media.
suelos laminados

¿Dónde se pueden instalar los laminados?

Los laminados de madera son suelos muy resistentes y con alta durabilidad. Gracias a ello, se pueden instalar casi en cualquier zona. Por ejemplo, en una vivienda, se puede colocar suelo laminado en la cocina, dormitorios o la sala de estar.

Pero no hablamos solo de elegir el lugar en el que se va a colocar, sino que hay que tomar en cuenta las características de este. Entre los aspectos a considerar están el tipo de suelo sobre el que se colocará el laminado, si necesita aislamiento o si hay problemas de humedad que haya que reparar antes de instalar el nuevo suelo.

Leer  Césped artificial en terraza: cómo instalarlo tú mismo

Para comenzar, se puede colocar sobre cualquier superficie. Sin embargo, debes asegurarte de que sea un área plana y que esté limpia y seca. En caso de que haya algún problema de humedad, es necesario arreglarlo antes.

La posibilidad de colocarlo sobre un suelo que ya existe significa un ahorro importante.

Debajo del laminado es necesario poner un aislamiento, sobre todo si se va a instalar en zonas frías (sobre un garaje o sótano) o en zonas húmedas.

Algunos suelos laminados se pueden instalar sobre suelos radiantes, pero no todos.

Ventajas de los suelos laminados

Elegir este tipo de suelo tiene sus ventajas para los propietarios. A continuación, enumeramos las más importantes:

  • Comprar suelos laminados es una excelente opción porque son resistentes a las manchas, golpes y rayones, lo que los convierte en unos de los pavimentos más duraderos.
  • Es posible encontrarlos en acabados que imitan muchos otros tipos de superficies. Lo que significa que puedes tener la calidez de la madera o la elegancia del mármol por un costo menor al material original.
  • El mantenimiento es sencillo, no suele acumular mucho polvo. Al limpiarlo hay que evitar el uso de productos abrasivos.
  • Se puede utilizar tanto en viviendas como en zonas comerciales de alto tránsito. En cualquier caso, al comprarlo hay que elegir el suelo con la resistencia más adecuada.
  • Hay distintos sistemas de instalación, en general son sencillos y lo puedes hacer tú mismo. Sin embargo, lo recomendable es que llames a un especialista porque es preciso valorar el estado en el que se encuentra la base y si necesita algún arreglo.
  • También es resistente a los rayos ultravioletas, por lo que no se decolora cuando le da el sol.
Leer  Suelos Vintage para decoraciones que transmiten historia

Los laminados de madera también tienen algunos inconvenientes que debes valorar. Entre las desventajas podemos enumerar:

  • En caso de que alguna de las lamas se deteriore no es posible repararla, sino que debe sustituirse. No obstante, esto puede ser más económico que la reparación de otros tipos de suelos.
  • La superficie en la que se instala debe estar nivelada para que no haya problemas con las juntas, de lo contrario estas tienden a separarse.
  • Aunque su apariencia imita muy bien otros materiales, como la madera, no se sienten como tales.
  • Es posible que produzca carga electrostática. Sin embargo, los laminados de buena calidad, tienen tratamientos para evitar que esto ocurra.

¿Cuánto tiempo dura un suelo laminado?

Los suelos laminados están entre los pavimentos que mayor resistencia tienen, lo que hace que sean costo-efectivos. Pueden durar entre 15 y 20 años en promedio. Algunos, incluso tienen garantía por más tiempo.

Por lo que, si están bien instalados y tienen el mantenimiento adecuado, entonces durarán muchos años. Los únicos pavimentos que lo superan son los cerámicos.

Pero los laminados tienen la ventaja sobre los cerámicos que son más fáciles de sustituir cuando llegue el momento.

Ahora sabes qué es el suelo laminado y en Pavimentos Arquiservi contamos con una amplia variedad de modelos. Revisa nuestro catálogo y elige el que más te convenga.