Siempre es un buen momento para actualizar tu espacio, en cambio, no siempre lo es para afrontar una reforma parcial o general de la casa. Si te ves un día tras otro aburrido de tu decoración y te encantaría poder darle un toque más actual, tienes que valorar los suelos vinílicos. Puede ser la alternativa más rápida y económica para conseguir estética y practicidad.

Renueva tu espacio rápidamente

Sácate de la cabeza las viejas ideas de que estos suelos son solo para zonas profesionales o que raramente consiguen encajar en un entorno familiar. Es cierto que si por algo se caracteriza este tipo de pavimentos, es por su excelente durabilidad y su gran vida útil, sin embargo, desde hace años los suelos vinílicos se han venido actualizando y a día de hoy se ajustan a todos los requisitos para instalarse en todo tipo de estancias, sin renunciar a una buena integración decorativa y con una gran relación de calidad-precio.

Los suelos vinílicos están fabricados en PVC. A este material se le aplica un tratamiento para resistir rasguños, manchas y abrasiones.

Son muy fáciles y rápidos de instalar, pudiendo realizar la colocación sobre el suelo existente mediante sistemas de click o autoadhesivos, en su versión de lamas o losetas, o rollo. Además, permite la colocación sin recortar o cepillar las puertas de paso, fase necesaria cuando elegimos instalar otro tipo de pavimentos.

Olvídate del miedo a los abombamientos  y a las zonas húmedas. El suelo vinílico es totalmente impermeable, fácil de limpiar y mantener. Son una opción excelente para redecorar baños y cocinas.

Visualmente y pensando en el hogar podemos encontrar diseños muy variados, piedra, maderas o motivos infantiles para los cuartos de los más pequeños de la casa.

Las opciones son muy amplias y para todos los gustos.

Suelos que suben por las paredes y se adaptan a las tendencias decorativas.

 Las últimas tendencias en decoración invitan a dar continuidad a los suelos vinílicos en las paredes, más allá de los zócalos, combinando maderas o diseños de baldosa.

Si lo que buscas es dar a tu cocina el tan de moda toque vintage, tienes un sinfín de estilos inspirados en la tradición de los azulejos o las imperturbables baldosas hidráulicas. Estos diseños combinados con muebles actuales consiguen efectos visuales dignos de revista.

Como puedes ver, hay una óptima relación entre calidad, rendimiento y estética en este tipo de pavimentos. Podrás darle un aspecto totalmente renovado a cualquier estancia de la casa dejando fluir toda tu creatividad, sin obras ni gastos extra.

Nuestros asesores pueden informarte de todas las opciones disponibles.