¿Qué es una tarima laminada? Las tarima laminadas son paneles o placas planas machihembradas  fabricadas con  virutas de madera unidas entre sí por resinas  de gran  densidad, (HDF). Están constituidas por tres capas: núcleo o cuerpo de la tabla, capa de contrabalanceo o papel kraft, papel decorativo y overlay transparente. 

Te explicamos su estructura:

El núcleo o cuerpo de la tabla es la capa base o cuerpo de la tarima. Por otro lado, la capa de soporte o contrabalanceo estabiliza la tabla y evita que se deforme, está compuesta por varias hojas de papel kraft impregnadas con resina fenólica.

El papel decorativo brinda la textura, el color y el dibujo al pavimento. Está impregnada con resina melamínica y puede interpretar madera, cerámica, hormigón e incluso fotografías personalizadas.

Por último, la capa de overlay estará  en contacto con los objetos y las personas, formada de celulosa pura transparente con resina melamínica y partículas de oxido de aluminio y corindón. Este es uno de los metales más resistentes y duros después del diamante, por tanto protege el suelo  frente al desgaste, consiguiendo un acabado altamente resistente, que ningún barniz de los que se usan habitualmente en suelos de madera puede alcanzar.