Tanto las terrazas como los balcones pueden ser una forma de relajarnos durante todo el año. No solo debes limitarte a disfrutar de ellos en primavera o en otoño, sino que las suaves temperaturas de otoño también hay opciones para el frío del invierno no suponga  un inconveniente.

Para ello, puedes optar por una de estas ideas que encajarán con tu espacio exterior tan bien que tus vecinos querrán copiarte la decoración.

MUEBLES DE EXTERIOR RESISTENTES

Tanto los muebles de madera tratados para la humedad o los conformados por palets  son la opción más resistente para los meses de más frío.

Claro que esto es un material obligado en las mesas, mientras que las sillas y otros asientos pueden estar creados con resina o un plástico apto para exteriores.

SUELOS DE MADERA Y ALFOMBRAS DE EXTERIOR

Una moqueta, aunque es socorrida, lo cierto es que con la lluvia y la contaminación, su limpieza se vuelve algo engorrosa.

Por eso, al elegir el suelo para tu terraza o balcón, la madera para exterior es una opción perfecta. Hablamos de un material resistente y de múltiples acabados que permiten combinar con cualquier mueble y tela.

TEXTILES

Otro aliado ideal para disfrutar de las terrazas y los balcones cuando bajan las temperaturas son las mantas térmicas. Podrás elegir entre diferentes tamaños, colores y tejidos.

VELAS O GUIRNALDAS

Velas y candiles son la solución ideal para aportar calidez. Eso sí, para crear el ambiente perfecto es necesario distribuirlos por puntos estratégicos en tu espacio exterior.

Por otro lado, tanto las tiras leds como las guirnaldas son los sustitutos perfectos si prefieres optar por una instalación fija y una solución más segura. En especial si tienes niños y mascotas en casa.

CHIMENEAS DE EXTERIOR

Si el espacio y el presupuesto te lo permiten, esta idea aporta un toque de distinción y elegancia que ganará a tus visitas y atraerá las miradas de los vecinos.