El Black Friday 2020 ya está entre nosotros; pero ante un año tan extraño como este a consecuencia de la pandemia del COVID-19, todas las grandes ofertas y descuentos se han concentrado en el último trimestre del año y en el ámbito digital.

Es por ello que para salir victorioso de estas compras hay varios puntos que debes tener en cuenta y que desde Pavimentos Arquiservi conocemos muy bien tras tantos años desde que abrimos nuestro propio comercio electrónico (pues todos recordamos acontecimientos como falsos días sin IVA o promociones que no lo son tanto):

4 puntos en los que debes fijarte sí o sí a la hora de comprar online

Impuestos

Dentro de la propia península, el comercio electrónico en España no suele presentar mayores problemas en lo que respecta el IVA; pero si compras en el extranjero o en plataformas internacionales, debes ser meticuloso con los impuestos indirectos y las aduanas.

Garantía y devoluciones

A diferencia de comprar en una tienda física, adquirir un artículo online difiere bastante, especialmente si el comercio se encuentra en España, se trata de una empresa fiable o con un servicio postventa inexistente. Para ello, fijarse en la garantía y en la política de devoluciones es esencial.

Por ejemplo, artículos electrónicos que se compran en China no tienen la garantía de 2 años de nuestro país; o en otro caso, la ropa, que puede no ajustar bien si no se indica claramente con una tabla precisa, y en el caso de que se saque del paquete ya no se puede devolver.

Leer  Claves del estilo 'british' para decorar tu hogar como si vivieras en Londres

Gastos de Envío

Hay cupones u ofertas, así como tarifas planas en ciertos comercios que brindan ahorrarte unos euros. Por ello, mirar los importes mínimos y los detalles anteriores es lo mejor que puedes hacer para ahorrar aún más.

Ofertas previa e histórico de precios

Las ofertas siempre hay que mirarlas con recelo. Desde la experiencia, aconsejamos realizar el seguimiento de un producto desde 2 meses antes a la ventana de ofertas.

Esto se aplica tanto a las pequeñas como a las grandes superficies. Gracias a ello sabrás si se trata de un falso descuento o de un reclamo para los más incautos.