Halloween es una de esas fechas que disfrutan más niños que mayores, más proclives a seguir llamándola la noche de brujas -distinguiéndolo del Día de todos los Santos (día 1 de noviembre en España) o el Día de Muertos (que se celebra el 1 y 2 de noviembre en Latinoamérica)-; pero que todos aprovechamos para dar un aire diferente a nuestro hogar.

Y es que este año, a causa del confinamiento, ha deslucido esta celebración fuera de nuestro hogar, pero no es motivo para dejar de celebrar un día especial cada otoño gracias a darle un toque de color “muy vivo” que nos haga evadirnos de la coyuntura sanitaria.

3 ideas para decorar tu casa este Halloween 2020

Calabazas

No solo es la hortaliza más representativa de estas fechas -y del otoño- sino que presenta múltiples usos decorativos: desde albergar velas para dar un toque tétrico en la iluminación o hasta servir de cenicero o para depositar las llaves.

Todo depende de tu imaginación

Insectos, telarañas y esqueletos

Tanto en el exterior de tu hogar (jardín, terraza o balcón) como en el interior puedes dar rienda suelta a tu imaginación para convertir tu casa en toda casa del terror que puede triunfar hasta en las redes sociales.

Iluminación

No solo la decoración genera ambiente por sí mismo, sino que la iluminación es una parte fundamental para conseguir el efecto deseado, especialmente al caer la noche.

Para ello puedes valerte de luces exteriores en tonos naranjas y carmesí, y en el interior mirar hacia otros elementos como calderos, calaveras y otros artículos similares que permitan modular y colocar las fuentes de luz acorde a la decoración con la que hayas adornado tu hogar.

Sangre

El uso de sangre artificial es un tanto complejo, ya que es habitual mezclar glicerina con agua, lo que resulta en una mixtura extremadamente pegajosa, siendo desaconsejable de utilizar en varias superficies, como el parquet.

Si dispones de suelo de cerámica o poco poroso (en una zona que no vaya a ser transitada) y otras superficies parecidas y sin hendiduras en muebles, puede convertirse en el toque lúgubre ideal.