Instalación de parquet o tarima flotante: os explicamos su proceso

Instalación de parquet o tarima flotante: os explicamos su proceso

Instalación de parquet o tarima flotante

  Si queréis realizar la instalación de un suelo de parquet o tarima laminada sería aconsejable que recurráis a un instalador profesional, ya que este podrá ofreceros una garantía sobre el trabajo realizado y solucionar cualquier imprevisto que pudiera surgir. De todas maneras, si realmente queréis realizarla vosotros hay que seguir las recomendaciones del fabricante para hacer una terminación perfecta.

Instalación de parquet o tarima flotante: os decimos su procedimiento paso a paso

   Los materiales que vais a necesitar son: tablas de tarima laminada o parquet flotante, bajo suelo (rollo de espuma aislante térmica y/o anti-acústica a colocar entre la tarima y el pavimento antiguo), clavos, rodapié, silicona para emplastecer, y juntas de transición (si fuese necesario). En caso de que la colocación de parquet sea en escaleras, se requerirá de las tablas (tarima), perfiles de escalera para la nariz del escalón, espuma adhesiva para pegar la tabla al escalón (en este caso, el suelo no lleva base aislante, la tabla es adherida directamente al suelo) y silicona para emplastecer remates estéticos.

   Para el suelo y el bajo-suelo aislante es imprescindible que conozcáis la superficie total en metros cuadrados de la zona a instalar para que podéis calcular los materiales a usar. Los metros cuadrados + 10% extra de recortes y desperdicios serán la cantidad de tarima y subsuelo necesarios. Con respecto al rodapié, sencillamente debéis medir las paredes que lo llevarán colocado.

instalación parquet

Proceso de instalación

1. Aclimatar las láminas:

 Es muy importante que antes de la instalación, los tablones permanezcan al menos 48 horas aclimatándose a las condiciones de temperatura y humedad de la habitación donde vayan a ser instalados. La temperatura de la habitación debería ser superior a los 17ºC y la humedad entre 50% y 70%. Los paquetes tienen que permanecer cerrados.

2. Eliminar todo tipo de irregularidades y limpiar bien la zona:

 Primero debéis aseguraos de que el suelo esté totalmente seco. Si existieran desniveles de más de 3 mm en 1 m deberéis igualarlos con pasta niveladora previamente.

3. Rebajar puertas y cercos:

 Cuando instaléis la tarima laminada o el parquet, se elevarán unos milímetros el nivel del suelo y por tanto habrá que rebajar puertas y cercos. Para calcular la altura de la puerta debéis colocar una tabla sobre un trozo de manta aislante junto a la puerta, esta será la altura del nuevo suelo.

 Previamente marcaréis la puerta y el  marco con un lápiz, descolgáis la puerta y la rebajáis por donde esté la marca, luego repetir el corte en el marco de la puerta de manera que el suelo quepa bien debajo. Si las puertas tienen cercos metálicos no podréis cortarlos y tendréis que recortar la forma del cerco de la tabla de tarima dejando 3 mm de holgura para que se dilate el suelo. Este margen debe rellenarse con silicona una vez terminéis la instalación.

instalación suelos parquet

4. Extender la manta aislante o subsuelo: 

 Debéis cubrir toda la superficie de instalación dejando un margen de 10 o 15 cm al llegar a las paredes y extender el subsuelo aislante siempre en sentido perpendicular a la orientación en que serán colocadas las tablas. En general es aconsejable que las tablas se coloquen de forma perpendicular a la ventana o entrada de luz de la habitación pero esto varía según vuestros gustos. Es muy importante que cuando extendamos el aislante no montéis unas tiras sobre otras ya que esto genera un desnivel apreciable una vez que el suelo quede instalado.

5. Lo mejor es comenzar por la pared opuesta a la puerta de la habitación para colocar bien las lamas o tablas.

  -Primera hilera de tablas: Deberéis retirar el lado “macho” del machihembrado o sistema click usando la sierra, y colocarlo contra la pared. La primera hilera de tablas de parquet se colocan a unos 5 mm de la pared dejando un margen de dilatación, esto es muy importante para que el suelo no se deforme con los cambios de humedad y temperatura.

 Hay que utilizar las cuñas para mantener el margen de dilatación que viene generalmente en el kit de instalación del fabricante. Si no, podéis utilizar un trocito de madera de un grosor adecuado. Una vez coloquéis la primera tabla, continuar enganchandolas de izquierda a derecha hasta completar la primera fila. Es importante recordar que tenéis que retirar el lado “macho” del sistema click que queda contra la pared. Una vez alcancéis la pared lateral  cortar la última tabla para que esta encaje perfectamente dejando el margen de dilatación de 5mm con la pared lateral.

– Segunda hilera y las demás: Existen dos maneras para que comencéis la segunda hilera de tablas. En la primera se comienza con el sobrante de la última tabla de la hilera anterior, en este caso debéis recordar no quitar todo el lado macho de la última tabla, sólo el del trozo que se ha utilizado en la primera hilera, para que el sobrante nos sirva para la segunda línea de tablas en la que sí necesitaréis la unión click macho-hembra.

6. Retirar las cuñas:

 Una vez que finalicéis la colocación de las tablas  retirar las cuñas que mantenían la junta de dilatación y recortáis el subsuelo que sobresalga por los laterales.

instalación parquet


7. Colocar el rodapié:

 Para una correcta colocación del rodapié lo más recomendable es que utilicéis clavos de acero lo más finos posible, pero suficientemente largos para que alcancen profundidad en la pared y lo sostengan firmemente. Debéis colocar un clavo cada 30 o 40 cm. siempre presionando el rodapié con fuerza contra el suelo y la pared para que éste quede en el sitio correcto. Para finalizar debéis cubrir los clavos con silicona de color y también podéis de manera opcional sellar las juntas entre el rodapié y la pared y/o entre el rodapié y la tarima.


8. Juntas de transición:

 Las juntas de transición debéis colocarlas entre dos pavimentos o suelos diferentes. Estas suelen ser de metal o del color de la tarima. Para colocarlas debéis atornillar la guía al suelo entre ambos pavimentos y encastrar la junta o perfil de transición en la guía. Siempre recomendamos seguir las instrucciones de cada fabricante.

Sin comentarios

Comentarios

Tu dirección de email no será publicada.